ALCEST – “SHELTER”

Image

Cuando un artista desarrolla un mayor entendimiento de cómo acercarse a su música y cómo esta va progresando, este eleva las posibilidades de convertir a sus seguidores en detractores. La historia esta llena de ejemplos de bandas en las qué su experimentación ha dado como resultado un repudio total por parte de sus más acérrimos fans.

El camino de la experimentación va más allá de lo que el sentido común dictaría y al final uno se queda con álbumes como “Cold Lake” de Celtic Frost. Un disco rechazado, odiado y hasta considerado el hijo bastardo de esa banda. Pero, por otro lado, tomar riesgos creativos con un toque de egoísmo para dar forma a la visión personal, es un privilegio que pocos se atreven a tomar.

Para cualquiera qué este familiarizado con Alcest, se puede dar cuenta hacia dónde el llamado creativo encaminaba a Stéphane Neige, fundador y multi-instrumentista de la banda nacida en Francia. Con orígenes en el black metal; Stéphane creó a Alcest para poner de manera “tangible” todas esas visiones que experimentaba desde niño.  Desde el aclamado EP Le Secret hasta el cuasi-perfecto Souvenirs d’un autre monde, Neige logró crear un mundo único en el qué el balance entre black metal y los sonidos del shoegaze y post-rock sólo ha funcionado para pavimentar el camino para otras bandas cómo Deafheaven.

El metal que Alcest lleva en su ADN lo toma de esa segunda ola de black metal noruego. Ese sonido amargo, melancólico y hasta más folklórico que salió de esa repetitiva austeridad melódica que Burzum supo imprimir a todas sus producciones. Todo esto conforma los cimientos de Alcest, a través de los cuales ha podido explorar melodías más detalladas y sonidos atmosféricos que le imprimen una calma única; y a la par, ha provocado que la banda se aleje de la nebulosa del black metal para viajar por caminos más armónicos. Por ello, no es sorpresa que en Shelter, la cuarta producción de la banda, encontremos a un Stéphane, acompañado de Jean Deflandre en la batería, quitando todas esas ataduras que lo ligaban directamente al black metal. Logrando así, un álbum lleno de texturas aterciopeladas, casi cómo si se tratara de la narración de un sueño, que se apega más a esa visión del shoegaze/post-rock que la banda ya viene manejando desde hace tiempo.

Grabado por el productor de Sigur Rós, Birgir Jón Birgisson, el sonido de Shelter es cristalino, puro, etéreo y brillante. La batería en cada uno de los tracks se refleja a través de guitarras melancólicas que podrían haber salido de un disco de Explosions In The Sky. “Wings” abre el disco, siendo un tema introductorio al comienzo del día que Shelter es, inmediatamente después escuchamos “Opale”, primer sencillo del álbum. Un track amigable y dulce.

De pronto nos topamos con “Le Nuit Marche Avec Moi’s” una canción que brilla por su sonido shoegaze. Lleno de melancolía y visceralidad que se siente en las líneas de bajo. Un track que debajo de cada capa sonora lleva un remanente de un sueño que nos eleva al siguiente tema: “L’Evel Des Muses”. Estos dos temas, encadenados por su semántica musical y textura, nos recuerdan al álbum Ágætis Byrjun de Sigur Rós.

Una de las canciones que rompe esquemas tanto en la banda cómo en el álbum es “Always”, tema en el que participa Neil Halsted, vocalista de Slowdive. Esta canción tiene un ritmo que se acerca a los japoneses de Mono, y a la par, una métrica musical muy peculiar a comparación con toda la estructura de Shelter.

De una manera muy creativa, todas las canciones en este disco son lo que acentúan el lado de post-rock que Alcest le ha inyectado a Shelter. “Voix Sereines” es la canción perfecta de post-rock. Impacta y conmueve. El tema alcanza cotas que pareciera lograran hacer flotar al escucha, cómo esos esfuerzos de crescendo que This Will Destroy You y God Is An Astronaut saben manejar a la perfección.

Sin duda la confianza cómo músico de Stéphane Neige ha influenciado en su totalidad las decisiones que ha tomado en Shelter. Llamar a este disco cómo la “progresión” de Alcest tal vez sea adecuado, sin embargo no dista de ser un gran paso y muy valiente para una banda que tenía (o tiene) en su base de fans, una de las aficiones más recalcitrantes de cualquier escena musical.

Shelter, más que ser una progresión, es el enaltecimiento de la belleza y el lado más gentil de Alcest. Es una supresión de la “oscuridad” para viajar a lugares más “luminosos”. Sin duda, es un álbum que no va a cimbrar los corazones de sus seguidores; pero por primera vez la banda, logra un sonido más humano. Aquí, entonces, se tiene un álbum de post-rock/shoegaze en toda la extensión de las palabras que no sólo suena bien, si no provoca el escape de cualquier realidad.

About these ads

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s