FOO FIGHTERS – “SONIC HIGHWAYS”

foofighters_sonichighways

Después de haber pisado 8 estudios en 8 ciudades diferentes, Dave Grohl y compañía regresan de su épico viaje místico-musical para entregarnos Sonic Highways, un álbum que a pesar de contar con una gran actitud y un sonido potente adornado de una producción magistral, sigue sonando a la misma novedad que eran los Foo Fighters hace 19 años.

Con colaboraciones interesantes cómo integrantes de la banda de hardcore Scream o el productor de Kyuss y Queens Of The Stone Age, Chris Goss e inclusive Rick Nielsen, guitarrista de Cheap Trick, los Foo Fighters en Sonic Highways intentan crear un conglomerado de estilos que van y vienen desde el grunge pasando por el country para crear un álbum lleno de novedades que acaba por sonar poco convincente. Mientras que “The Feast & The Famine” pretende empaparse de ese sonido contestatario y agresivo de la escena de hardcore de Washington de los 80s, más adelante encontramos en “What Did I Do?/God As My Witness” una oda melódica que podría haber salido de cualquier disco de The Beatles.

A pesar de las grandes expectativas que la banda imprimió en esta producción, esta no es exactamente una revisión a fondo de los Foo Fighters. Sonic Highways aboga a la influencia directa de cada uno de los estilos que escuchan o han escuchado los integrantes de la banda y cómo intentaron adaptarlos a esa beta creativa, que en algún momento Grohl y compañía, supieron adecuar a sus necesidades cómo músicos.

Sí, Sonic Highways esta atiborrado de esas guitarras monstruosas, de esas baterías potentes y que nunca se salen de ritmo, de esos crescendos impresionantes y esos riffs que difícilmente abandonarán nuestra cabeza, pero lo que es un hecho, es que en la actualidad los Foo Fighters, son una banda que cada vez más intenta replicar la forma en la que Pearl Jam concibe sus discos, sin resultados muy concretos.

No hay suficiente mojo en este disco cómo en las producciones pasadas de los Foo Fighters… Sí, es un disco potente… Sí, es un disco con una gran producción… Sí, es un disco que incluye “nuevos” elementos para sonar diferente, pero al final, es un disco que dista de ser arriesgado, experimental o emocionante cómo lo fue Wasting Light (2011).

Por todo lo anterior, Sonic Highways no representa la diversidad musical de los Estados Unidos, sin embargo enaltece la necesidad de los Foo Fighters de continuar siendo una banda que llena estadios, embelesa a sus seguidores y que intenta converger sus procesos creativos con las tendencias más significativas del rock, supuestamente para salvarlo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s