DAMIEN RICE – “MY FAVOURITE FADED FANTASY”

damienrice_myfavouritefadedfantasy

Tuvieron qué pasar 8 años para qué finalmente, Damien Rice, se diera de nuevo a conocer a través de My Favourite Faded Fantasy, álbum que encierra todo ese cúmulo de emociones que el irlandés ha guardado por los últimos años y finalmente las expresa cómo una fantasía que se va desgastando, cómo una efigie que ve pasar el tiempo.

Todo en este álbum esta hecho bien, y qué mejor para un regreso tan esperado cómo este. Damien Rice, en este álbum, logra converger su característica voz con letras nuevas que esbozan, en más de una ocasión, esas emociones que el ha sabido convertir en notas musicales; y al mismo tiempo, ha sabido darle un tono más cercano a Jeff Buckley o Elvis Costello a toda su estructura musical.

Damien Rice tanto en O (2002) y 9 (2006) logró establecerse cómo un artista de folk que daba de que hablar. Su teatralidad se mezclaba con su carisma y ese humor etílico irlandés que hacían de él todo un personaje. Sin embargo en My Favourite Faded Fantasy, encontramos a un Damien Rice más maduro y que logra obtener la presencia de un cantante de opera sin dejar de ser un sólo individuo junto a su guitarra sobre el escenario.

My Favourite Faded Fantasy es un álbum algo complejo de escuchar; y más en una época dónde la música ocupa un espacio más amplio en lo que “suena bien”, que en la sinceridad musical de un cantautor bien hecho y derecho. A pesar de ello, esto no le resta seguridad y calidad a Damien Rice, por el contrario, en esta placa lo ha empujado a buscar diferentes formas de acercarse a su música y en la manera en la que la transmite. Claro ejemplo de ello es la mano de Rick Rubin en la producción de este disco.

El álbum abre con “My Favourite Faded Fantasy”, tema que es a penas la punta del iceberg de lo que Rice quiere compartir en este viaje. Los arreglos en general del disco son más arriesgados, mientras que la producción entera mantiene esa veta de folk; y al mismo tiempo, se pueden encontrar toques de rock, blues y hasta indie, en este álbum, dándole un ímpetu más creativo y que puede alcanzar a interesar a nuevos oídos.

Más adelante nos topamos con “I Don’t Want To Change You”, primer sencillo de esta producción. Este tema es un clásico instantáneo de Damien Rice: Drama, sinceridad y grandes acordes que logran estancarse en la cabeza y hacernos sonreír de manera agridulce.

Ocho años después de su último álbum, ocho años en los que Damien Rice se ha añejado cómo un buen whiskey y, de nueva cuenta, nos muestra por qué hay pocos interpretes que pueden coincidir con su mezcla de cinismo, folk, rock y drama.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s