GLASSJAW

weektune_glassjaw

Glassjaw siempre ha sido un enigma así como la manera en la que ellos, a través de sus medios, han subsistido en un mundo en el que la música alternativa se contamina cada vez más con la necesidad de ser “amigable”. Entre fans apasionados, críticas destructivas y largas ausencias, Glassjaw se ha convertido en una montaña rusa de emociones que se consagran de manera magistral en cada una de sus producciones. Tanto Everything You Ever Wanted To Know About Silence (2000) y Worship & Tribute (2002) son álbumes únicos, cada uno con un sonido similar pero diferente, uno anteponiéndose a la evolución del otro para consagrar un estilo único que transformó la manera en la que se hace el hardcore, el punk y el post-hardcore.

A momentos con toques de dub y funk, Glassjaw ha sabido amalgamar cada uno de los estilos que desde adolescentes formaron a este cuarteto oriundo de Long Island, NY. Así es como Glassjaw ha sabido transitar entre los telones de diferentes estilos para afincarse como una de las bandas más promisorias de la escena underground a finales de los años 90.

Tal vez una de las características más notorias de la banda, es la forma tan deliberada de combinar sonidos potentes con melodías suaves y ritmos que ejemplifican claramente una estética punk. Y no es para menos si la banda formada por Daryl Palumbo, Justin Beck, Manuel Carrero y Durijah Lang, esencialmente crea su sonido al darle un énfasis más libre a su armonía, a su tono y al dinamismo de sus canciones.

Por otro lado, mientras que bandas similares a Glassjaw hacen uso de acordes muy clásicos, el cuarteto hace de su presencia en la música algo diferente. En su lugar, usan una colección de riffs que implican arreglos frenéticos, erráticos y disonantes; y al mismo tiempo, llenos de colores y sonidos que hacen de esta banda algo incomparable. Eso, en combinación con el uso de efectos únicos, logran que la percepción general de la banda sea de qué es algo que evoluciona cada vez qué se escucha. Este desenfoque de armonía sólo es más intrigante y el hecho de que el género de Glassjaw cambie constantemente, sólo le brinda mayores elementos de crecimiento y se notan mucho en su EP más reciente, Coloring Book (2011).

Glassjaw es una banda que sabe manejar sus ritmos, sus procesos creativos y la manera en la que entrega la música a sus seguidores. Tal vez sea algo poco ortodoxo y poco tolerable para los fanáticos más recalcitrantes, pero sin duda, la calidad de estos neoyorquinos se nota en cada producción y en cada presentación llena de energía y comunión, adjetivos que pocas agrupaciones tienen en su ADN… Y eso es Glassjaw, una flor extraña en un jardín común. Rodeada de imitadores y de críticos duros.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s