ENVY – “ATHEIST’S CORNEA”

envy_atheistcornea

Cuando Envy comenzó a desviarse del thrash-punk hacia formas menos rígidas de post-rock, post-hardcore y post-lo-qué-sea, no fue fácil para sus más acérrimos seguidores adaptarse a ese nuevo camino que la banda había tomado. Algunos pensaron que la banda visionaria en la que se había convertido el quinteto japonés había desaparecido, que esos días en los que se convirtieron en los invitados de Mogwai en su álbum Mr.Beast (2006) o de compartir un Split con Thursday era lo único que quedaba de esa banda que empujaba sus propias fronteras creativas… El tiempo demostraría que los fanáticos estaban equivocados.

Atheist’s Cornea, el primer álbum de Envy en cinco años, trae de vuelta la experimentación y el lado áspero y pesado que los seguidores de la banda clamaban con tanta pasión. En esta nueva producción, la voz de Tetsuya Fukagawa suena adolorida, con gritos que urgen a levantar los puños al aire y a derramar sangre. Las guitarras se engrosan con mucho tremolo como si cada primer momento de cada canción fuera el último, mientras que las percusiones son rellenos melódicos de cada verso.

Despojadas hasta la partitura, encontramos en “Ignorant Rain At The End Of the World” y “Your Heart And My Hand”, conjuntos corales que le dan un énfasis único al disco, haciendo de estos temas un festín lleno de colores sonoros que iluminan los cielos grises instantáneamente. Al mismo tiempo, colocando estos temas en la conjunción musical en la que Envy se ha transformado, suenan mucho más a temas salidos del hardcore pero que se han bañado de la tesitura del post-rock para empujar los límites de ambos géneros. Hasta en canciones más tranquilas, el álbum brilla. “Shining Finger” tiene un rompimiento que merece derramar unas cuantas lágrimas; la tensión y los momentos altos de la canción son impecables. “Two Isolated Souls” roza las progresiones de acordes pop sin dejar de pintar el cielo con toques de post-hardcore y post-rock; evocando a bandas como La Dispute y This Will Destroy You.

Gran parte de Atheist’s Cornea es contradictorio consigo mismo, no sólo encontramos diferentes géneros en toda la progresión del disco, pero también emociones encontradas… Rapidez, tranquilidad, dolor, felicidad, silencio y ruido… Sin embargo el disco demuestra que valió la pena los 5 años de espera al crear una mezcla homogénea en vez de un camino tortuoso que se traduzca a sólo un intercambio de influencias musicales.

Envy, una vez más, demuestra que puede pintar con cualquier color.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s