REFUSED – “FREEDOM”

refused_freedom

7 años de añejamiento fueron suficientes para que la nueva forma del hardcore punk regresara y nos entregara en Freedom, un paradigma musical que reacomoda la forma en la que los suecos de Refused reformaron el “punk” desde la península escandinava.

No hay duda que su The Shape of Punk To Come (1998) es un clásico dentro de la escena de coraza dura. Es un disco que redefinió la forma y el acercamiento que un puñado de personas le daba a un género que parecía haberse quedado estancado en los 90s. Sin embargo, Refused, poco después del lanzamiento de su mejor disco, se desintegró y esa nueva forma del punk nunca llegó.

Fue hasta 2012 cuando Dennis Lyxzén, David Sandström, Kristofer Steen y Magnus Flagge deciden reunirse con ese énfasis juvenil pero más maduros, más creativos y con una necesidad intrínseca de crear, inventar y, por qué no, mostrarnos la nueva forma del punk que tanto hemos esperado.

Freedom es un álbum que discretamente se comenzó a grabar y producir mientras la banda tocaba en grandes festivales para grandes multitudes; un road album como se conoce, y mientras este disco tiene grandes reminiscencias de lo que el canónico The Shape of… logró para la banda, también es un esfuerzo concentrado para desmantelar cualquier legado que haya sido construido durante el hiato del grupo.

“Elektra” abre este disco, con este track la banda pone lo mejor de su creatividad por delante para deliberadamente entregar una canción dinámica, riffs progresivos y potencia, una manera clásica de Refused de hacer las cosas pero que se siente como un paso lógico para la maduración de la banda. Si unimos esto al hecho de que Dennis Lyxzén aún puede gritar como su yo de hace 7 años, Freedom da la impresión de que Refused, a través de este disco, se esta renovando.

“Dawkins Christ” toma prestada la estructura del mayor éxito de la banda, “New Noise”. Acordes densos, pesados y un doble bombo que edifica un comunicado maniático que Lyxzén plantea en su discurso lírico. Sin duda, un retroceso musical pero que funciona para meramente rendir homenaje a su pasado. Y aunque algunas de las canciones de Freedom tienden a sonar a la banda post-Refused de Lyxzén (The International Noise Conspiracy), la banda consigue entregar una forma mas pulcra y diferente de retomar su orígenes y refrescarlos, y se nota en “War On The Palaces” que es una creación amorfa entre un groove de heavy metal de los 70s y toques de un sonido punk que ellos conocen muy bien.

Freedom no parece asentarse en una sola dirección y eso hace que este disco sea tan versátil y tan fácil de acoplarse más a un género alternativo que sólo dentro de la vena del hardcore/punk. En “366” la banda recorre su pasado hardcore y hace un trabajo admirable al recomponer algo que juntos, en su momento, inventaron; mientras que “Françafrique” es una canción que tiene toques de funk y reminiscencias muy negras.

Freedom demuestra la dedicación que la banda le puso a este álbum, recalcando que lo que menos han querido con este disco es satisfacer las expectativas de todos. Esto se traduce a que la banda ha podido trabajar mas abierta a la creatividad, y aunque parezca irónico, en contra de las características que hicieron de Refused una de las bandas más atípicas de los últimos 20 años.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s