HEALTH – “SLAVES OF FEAR”

La primera vez que se experimenta el sonido de Slaves Of Fear de HEALTH no es suficiente para entender lo que realmente sucede con este álbum. No es un disco sencillo. No es un disco que instantáneamente va a gustar; sin embargo, es un disco que con cada vuelta se va adueñando de tu cerebro para dejarlo frito.

Con cada visita al álbum, este se vuelve un viejo conocido, un viejo amigo que te conoce y conoces; y que a pesar de entender y saber aspectos desagradables de él, te hace “clic”. Mientras más te adentras en Slaves Of Fear te percatas que conoces cada centímetro de ruido que los angelínos forjan con una paleta de colores que viaja de lo más colorido a lo más negro. Me atrevo a pensar que Slaves Of Fear es uno de esos pocos discos que se abre camino en tu cerebro a través de la ósmosis.

En Slaves Of Fear, lo que nos entrega esencialmente HEALTH, es al primo más oscuro, meditabundo y melancólico de Death Magic (2015). Y es que cuatro años pueden cambiar la actualidad de una banda que, 4 años después, HEALTH, se transforma en un trío para constatar como un álbum de HEALTH debe sonar en 2019.

Slaves Of Fear prácticamente se resume en la canción que le da título al álbum: Una estampida de fuego que punza a través de capaz diseñadas de ruido blanco que galopan sobre riffs de EMB (Electronic Body Music), mientras que la andrógina voz de Jake Duzsik roza el caos por debajo, impulsando un pesado brillo reverberante que se pierde en una nube de shoegaze artificial. Eso es algo bueno, muy bueno.

Al lado del sonido “neón” de Death Magic, que no es un álbum particularmente divertido, Slaves Of Fear se siente como una inmersión en un abismo que previamente se había explorado pero no a profundidad. Ya sea con la influencia social que el mundo le da a HEALTH, o solo con un trabajo de introspección de la banda, Slaves Of Fear parece ser el soundtrack de un mundo que esta a punto de ser gobernado por un nuevo orden mundial, la antesala sonora de una distopía que esta por pintar al mundo entero.

Tomado como un todo, Slaves Of Fear, continúa con el sonido crudo y robusto de la banda. Sin embargo, Death Magic marcó la pauta para que HEALTH hiciera parte de su ADN géneros como el shoegaze o el noize rock, integrándolos al core del industrial tech-rock; con el que se podrían llenar las pistas de baile de algún club salido en Robocop.

Por extraño que parezca, el trabajo de HEALTH a través de Slaves Of Fear es casi limitado. Realmente no son tan minuciosos como en otras ocasiones pero son capaces de crear un híbrido de todo lo que han establecido anteriormente para volverlo a representar desde un enfoque totalmente atípico. No es un álbum perfecto pero no creo que intente serlo y a pesar de que, a momentos parece no tener coherencia, hay un hilo profundo que conecta cada canción a un todo para darle un flujo que a primera vista no se puede percibir.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s