FEVER RAY – “PLUNGE”

Un singular sencillo – “To The Moon And Back” – abre un misterioso video que furtivamente fue lanzado el viernes. Las primeras notas musicales de Fever Ray, ocho años después de haber lanzado su álbum homónimo, vuelven a converger con Karin Dreijer en el segundo disco de el proyecto independiente de la sueca. En Plunge, Karin esta transformada en una fiera en toda la extensión de la palabra. Su voz es cambiante y evoluciona dentro de un ambiente amenazante que lidia con el sexo y las relaciones, todo dentro de una fórmula de alquimia llena de un compromiso político casi inexistente. Al mismo tiempo, toda la atmósfera electrónica que llena a Plunge es implacablemente atractiva. “This Country” es errático y psicótico y por momentos nos recuerda a The Knife mientras que “IDK About You” se encapsula dentro de un jadeo femenino que se empareja con unas rítmicas percusiones que nos sugieren a Kraftwerk.

Plunge es como Fever Ray entra de nuevo al ojo del huracán, con esa manera peculiar de fabricar sonidos, dibujar emociones y desestabilizar el status quo con su aislamiento sonoro, sus letras llenas de detalles pequeños y preciosos y una paleta sónica muy temperamental que es discreta en comparación con su trabajo con The Knife.

Ocho años después, Plunge es una inmersión total al mundo de Karin fuera de The Knife, tal y como lo sugiere el título. Plunge es una arrolladora salida al mundo exterior de la intérprete. Rara vez un álbum ha sido tan adecuado para ser un lanzamiento sorpresa, y si uno pensaría que esto sacaría a cualquiera de su zona de confort, lo logra.

En sus letras, Dreijer aborda nuevos desafíos. A veces con gran alegría y a veces con precavida reticencia. Musicalmente ella mantiene el núcleo de su sonido, pero también, abraza nuevas oportunidades musicales que dan como resultado un álbum más ecléctico que viaja entre la extroversión e introversión, lleno de altos y bajos maravillosamente inquietantes.

Las canciones que abren Plunge – “Wanna Sip” y “Mustn’t Hurry” – son los primeros pasos en un baile incierto de ida y vuelta entre la curiosidad y la cautela. La tensión que se crea entre los temas expresa un anhelo lujurioso en la atmósfera que se energiza por los ataques sonoros de adrenalina y equilibrando esos momentos, nos envolvemos con “A Part Of Us”, tema que celebra la vida, el amor y la familia al paso que señala un cambio en las costumbres más arraigadas del ser humano social.

El oblicuo ensayo de Plunge va emparejado con la colaboración de la artista y escritora feminista, Hannah Black, junto a ella se crea un dúo que intenta reflexionar con el objeto de algunas de las canciones que es el amor mientras que el tema es la perdida. Estos chocan y dan como resultado este álbum. En “Falling”, una larga introducción atmosférica nos lleva a experimentar ritmos crujientes mientras que la voz de Dreijer se abre camino con incertidumbre sobre un lienzo oscuro y desconocido. Si este es el final de un viejo amor, o el comienzo de uno nuevo, o ambos, es una negociación emocional desencadenante y difícil, eso es lo maravilloso de Fever Ray, su filosofía llevada a la practica en cada canción.

En el corazón del álbum, hay una nueva energía alámbrica y orgánica. Una energía que es imposible de sofocar. Plunge se vuelve un instinto frenético, ansioso e inquieto. Se vuelve un nuevo ocupante de un nuevo cuerpo que busca encontrar la purificación emocional a través de las consignas potentes de una nueva voz. Esto es el cue para hacer inmersión en un nuevo amor liberador haca uno mismo, lleno de sonidos y artimañas que portan un brillo multicolor que no se escuchaba desde Deep Cuts (2003) de The Knife.

A partir de ese momento se produce una transición hacia un folclórico esfuerzo musical; entregándonos una desolada sensación que muta hacia un mensaje bastante simple que acompaña la gloria de Karin Dreijer. Alegría, miedo, humor, política, feminismo, sexo, lujuria, belleza y terror son esas características que hacen de Plunge una amenaza progresiva que sumerge a Fever Ray en el desorden del mundo para tratar de reorganizarlo y comprenderlo mejor.

Advertisements

ZOLA JESUS – “OKOVI”

Sobre la portada de su quinto álbum de estudio, Okovi, Zola Jesus esta empapada en una sustancia viscosa similar a la que oscureció su rostro en el frontispicio de su EP Stridulum (2010). El álbum, cuyo nombre significa grilletes en la mayoría de idiomas eslavos, también marca el regreso de Sacred Bones, disquera que alimentó y produjo a la cantante en sus primeros años y en la que ha lanzado todos sus discos a excepción de Taiga (2014). Zola Jesus, también conocida como Nika Roza Danilova, esperaba que con su lanzamiento de 2014 tocara el Valhala de la música “popular”, cosa que no sucedió pero que simplemente le provoco producir música más interesante, más pensada y mejor hecha.

Desde el lanzamiento de Taiga (2014), Danilova ha experimentado varios roces con la muerte: Alguien cercano a ella fue diagnosticado don cáncer, un amigo intentó suicidarse dos veces y ella misma se sintió atraída por el vórtice de la depresión. Okovi relaciona estas historias en repeticiones tanto metafóricas como directas. Danilova anhela suprimir los instintos suicidas de sus allegados en el tema “Witness” mientras que en “Siphon” insiste en repudiar la muerte, incluso, como un proceso natural de la vida del hombre. Estas apelaciones directas a los suicidas conjuntan las reflexiones más abstractas de Zola Jesus sobre la muerte y le dan un significado más complejo sin dejar de lado la simpleza con la que los expresa. Mientras que Taiga a menudo sacrificaba lo literal a favor de tener sonidos más potentes, Okovi es un álbum más dramático que es complicado de ignorar.

Incluso las narrativas explícitas de ficción como “Soak”, en las que Danilova canta como una mujer que decide suicidarse en vez de se asesinada, sobresalen entre los temas más ligeros del álbum. La canción, que transita sobre un cadencioso beat y un violonchelo, logra que Danilova se aventure en la piel del personaje Ophelia de Virginia Wolf, que muere ahogada. El gesto, una sinécdoque para la locura femenina, se siente como el intento de Danilova de externalizar su anhelo por morir, para conectarlo a un arquetipo mucho más antiguo que ella. Mientras ella habita la escena clásica de una mujer que se ahoga, también logra dotar al momento de una teatralidad al explicar que la muerte es algo mucho más ligero cuando se ve desde un escenario o detrás de un cristal.

Esta claro que Zola Jesus encuentra alivio al contar estas historias, pero también, provoca ansiedad, claro ejemplo es “Veka”; un tema oscuro que se regocija de su “gótico” beat y envuelve al escucha con sus múltiples preguntas sin respuestas que hacen eco al poema de Percy Shelley “Ozymandias” y su ilustración de futilidad al intentar construir algo que perdure.

La portada de Okovi difiere de la de Stridulum (2010) de una manera notoria. En lugar de que la sustancia viscosa cubra totalmente el rostro de Danilova, en Okovi, los ojos de la interprete han sido despejados de la suciedad. Ella mira ligeramente a la izquierda con tranquilidad e introspección. Si ponemos más atención, podemos observar que ella no se está ahogando en el aceite, en cambio, parece que el aceite esta sobre una fotografía de la intérprete, con círculos hechos a propósito sobre sus ojos para que pueda presenciarlo todo. Esto, en vez de una mancha, parece más una máscara que ella ha elegido usar. Tal vez el usar esta “máscara” es el mensaje de Zola Jesus para decirnos que todavía lleva los mismos grilletes que le han pesado durante los años, pero al menos ahora puede ver claramente a través de ella. Por todos sus oscuros significados y la muerte, Okovi, es un álbum que claramente se inclina hacia la luz.

ULVER – “THE ASSASSINATION OF JULIUS CAESAR”

 

Si algo se puede decir de Ulver es que es una banda en constante cambio, evolucionando dentro de un constante flujo que le da la capacidad de transformar su identidad de maneras insospechadas. La última vez que escuchamos de la manada de lobos noruega fue con aquel álbum de nombre impronunciable en el 2016. Un disco psicodélico y meditativo que, si conoces a la banda, sabrás que lo que muestran los noruegos en su paleta de colores y formas musicales es siempre inesperado. Y de hecho, si tenemos en cuenta su producción anterior, para Ulver, The Assassination Of Julius Caesar, es una parábola muy amplia en la evolución de su sonido.

Musicalmente esta tan lejos de su producción anterior, qué en lugar de ese sonido, el escucha es hipnotizado con una especie de synth-pop encaminado a dibujar parajes celestiales con cada nota, mientras que la increíble voz de Kristoffer Rygg hace de las suyas para envolvernos en una cálida frazada.

Lo que obtenemos al escuchar The Assassination Of Julius Caesar es un trayecto musical que de manera más preponderante se enfoca en la voz de Rygg. Y bueno, en Shadows Of The Sun (2007) o Wars Of The Roses (2011) ya existía tal, pero es justo en esta producción dónde la presencia vocal es la que comanda esta entrega al mezclar ese sonido con letras épicas y momentos de una solidez musical sin igual que se nota en la estructura de temas como “Nemoralia” o “Southern Gothic.

Una presencia mayor en la voz significa una menor presencia musical, o mejor dicho, un manejo más equilibrado de esta. En The Assassination Of Julius Caesar hallamos capas constantes de sintetizadores que se amalgaman con la vocales. Sampleos simples que acentúan las letras de cada una de las canciones y ritmos cadenciosos que seguramente podrían hacer de este álbum el preferido de muchos para ese momento íntimo. Pero aquí lo importante es que Ulver tiene un número aparentemente infinito de formas en las que puede hacer que su estilo cambie y aún funcione. La música es a menudo minimalista y recuerda a la estructura básica de la canción pop, pero de alguna manera lleva un distintivo que la hace hipnótica, relajante y espiritualmente edificante. Esto es la alegría real del álbum, ese sentimiento que Ulver ha inventado para ir hacia un estilo musical más convencional, pero haciéndolo suyo. Si lo quieren constatar solo escuchen “So Falls The World”.

En The Assassination Of Julius Caesar, Rygg es quien lleva el peso de la música en sus hombros. Con su voz, conduce todo hacia un destino indefinido, dándole un impulso único lleno de un aspecto que Ulver había dejado atrás en otras producciones. Pero está bien, perfectamente bien, ya que con ese enfoque uno realmente no puede quejarse y decir que Ulver nos tiene acostumbrado a más de lo mismo. Todo este álbum es una alteración para Ulver, una alteración de lo que la banda representa como tal ya que la instrumentación compleja cambia por una más sencilla y digerible, pero sin restringirla. Desde cierta perspectiva este disco significa un periodo diferente de Ulver, uno lleno de sorpresas y expectativas que hasta a la banda está sorprendiendo.

PJ HARVEY – “THE HOPE SIX DEMOLITION PROJECT”

pjharvey_thehopesix

The Hope Six Demolition Project es un álbum que viene con una historia adjunta. La preparación de este álbum tiene como ingrediente principal el viaje de Polly Jean a Afganistán, Kosovo y a las partes más lúgubres de Washington D.C. en compañía del cineasta/fotógrafo Seamus Murphy para hacer una crónica visual de los efectos de la pobreza y la guerra.

Este viaje dio cómo resultado un libro llamado El Hueco de la Mano, una recopilación de fotos y poemas que el cineasta y la intérprete construyeron. Este esfuerzo creativo sólo ayudo a galvanizar musicalmente a Harvey. En contraste con Let England Shake (2011), The Hope Six Demolition Project es un álbum simple y estridente. Incluye guitarras distorsionadas, percusiones más rítmicas y veloces, grandes coros cargados de melodías afiladas y una producción eficiente que hacen ver esta nueva producción como un compilado sonoramente abundante para el oído.

El sonido entero de este disco logra direccionarse en diferentes trayectorias, desde el garage de los 60s hasta el blues y el glam, haciendo que el sonido de bandas cómo The Sonics o T-Rex se evoquen a lo largo del álbum. Todo este conjunto de influencias logran un fantástico sonido que a momentos se enturbia con el sobresentimentalismo lírico de Harvey al haberse abrumado con todo lo que presencio en ese viaje. “The Wheel” describe a un grupo de niños en tremenda alegría, mientras que su felicidad contrasta con fotos de niños asesinados por la limpieza étnica, pegadas en un edificio aledaño. “The Ministry of Defence” describe un inmueble en ruinas en Afganistán y cómo los restos fueron vandalizados para simplemente luego descubrir entre los escombros restos humanos.

Y de esta forma The Hope Six Demolition Project se llena con momentos así, dónde el experimento social inequívocamente funciona de una manera sencilla pero devastadora, dónde la música es la cronista y PJ Harvey se convierte en un artífice de protesta y juicio. Aún así el álbum brilla por su simpleza musical que es dónde recae si complejidad. Es un triunfo musical que, de nuevo, demuestra la visión que Polly Jean Harvey a amasado con el tiempo y ha sabido madurar de una forma fuera de lo común.

Lo mejor de lo mejor del 2013…

100_discos

2013 fue un año lleno de desentones musicales. Hubo regresos inesperados que nos sorprendieron a todos y otros que por muy esperados, no fueron lo que se esperaba. En la lista de álbumes lanzados a lo largo de 2013 hay una gran cantidad de discos. Estilos, escuchamos muchos. Desde lo mas alternativo hasta la experimentación mas disonante; pero eso si, siempre manteniendo esas ganas por parte de los grupos de crear, innovar o sencillamente permanecer en el mismo lugar de siempre apegándose a sus sonidos mas clásicos.

A continuación, comparto lo que en mi particular opinión fueron los mejores 100 discos de este año. Año lleno de contrastes, emociones y principalmente de música.

*Nota: La lista no lleva ningún orden en particular.

1 – Troller – “Troller”

2 – Ghost – “Infestissumam”

3 – Touché Amore – “Is Survived By”

4 – Russian Circles – “Memorial”

5 – Broadcast – “Guidelines”

6 – EF – “Ceremonies”

7 – The Dillinger Escape Plan – “One Of Us Is The Killer”

8 – Shai Hulud – “Reach Behind the Sun”

9 – Tomahawk – “Oddfellows”

10 – Ellie Goulding – “Halcyon”

11 – Moving Mountains – “Moving Mountains”

12 – Paramore – “Paramore”

13 – 65DaysOfStatic – “Wild Light”

14 – The Knife – “Shaking The Habitual”

15 – Pearl Jam – “Lighting Bolt”

16 – Kvelertak – “Meir”

17 – Celeste – “Animal(es)”

18 – IAMX – “The Unified Field”

19 –  Pelican – “Forever Becoming”

20 – Hurts – “Exile”

21 – The Joy Formidable – “Wolf’s Law”

22 – Zola Jesus – “Versions”

23 – Terror – “Live By The Code”

24 – Pissed Jeans – “Honeys”

25 – Black Sabbath – “13”

26 – Bring Me The Horizon – “Sempiternal”

27 – A Shelter In The Desert – “Maze Of Memories”

28 – God Is An Astronaut – “Origins”

29 – Palms – “Palms”

30 – Collapse Under The Empire – “The Silent Cry”

31 – Long Distance Calling – “The Flood Inside”

32 – Kayo Dot  – “Hubardo”

33 – Chelsea Wolfe – “Pain Is Beauty”

34 – Daughter – “If You Leave”

35 – Coheed & Cambria – “The Aftermath: Descension”

36 – ASG – “Blood Drive”

37 – Tera Melos – “X’ed Out”

38 – Iceage – “You’re Nothing”

39 – INVSN – “Razor & Tie”

40 – Holograms – “Forever”

41 – Whores – “Clean”

42 – Carcass – “Surgical Steel”

43 – Low – “The Invisible Way”

44 – Deafheaven – “Sunbather”

45 – Jesu – “Everyday I Get Closer To The Light From Which I Came”

46 – And So I Watch You From Afar – “All Hail Bright Futures”

47 – Skylar Grey – “Dont Look Down”

48 – A Storm Of Light – “Nations To Flames”

49 – Fister – “Gemini”

50 – Alkaline Trio – “My Shame Is True”

51 – Counterparts – “The Difference Between Hell & Home”

52 – Bad Religion – “True North”

53 – Depeche Mode – “Delta Machine”

54 – Tess Parks – “Blood Hot”

55 – Oh Land – “Wish Bone”

56 – Anna Calvi – “One Breath”

57 – Big Black Delta – “Big Black Delta”

58 – Caged Animals – “In The Land Of Giants”

59 – Julia Holter – “Loud City Song”

60 – Satan – “Life Sentence”

61 – Au Revoir Simone – “Move In Spectrums”

62 – Altar Of Plagues – “Theethed Glory & Injury”

63 – The Limousines – “Love Is  A Dog From Hell”

64 – Windhand – “Soma”

65 – Savoir Adore – “Our Nature”

66 – The Civil Wars – “The Civil Wars”

67 – The Icarus Line – “Slave Vows”

68 – Suuns – “Images Du Futur”

69 – Eleventh He Reaches London – “Banhus”

70 – Anneke van Giersbergen – “Drive”

71 – August Burns Red – “Rescue & Restore”

72 – Protest The Hero – “Volition”

73 – Kylesa – “Ultraviolet”

74 – Mouth Of The Architect – “Dawning”

75 – Sleigh Bells – “Bitter Rivals”

76 – I Hear Sirens – “Between Conciousness & Sleep”

77 – Cult Of Luna – “Vertikal”

78 – Lorde – “Pure Heroine”

79 – Ólafur Orlands – “For Now Iam Winter”

80 – Jungbluth – “Part Ache”

81 – Agnes Obel – “Aventine”

82 – Lehnen – “I See Your Shadows”

83 – The Black Heart Rebellion – “Har Nevo”

84 – Hammock – “Oblivion Hymns”

85 – Lights & Motion – “Reanimation”

86 – Turnstile – “Step 2 Rythm”

87 – Forest Swords – “Engravings”

88 – Moonface – “Julia With Blue Jeans On”

89 – Dagoba – “Post Mortem Nihili Est”

90 – The Defiled – “Daggers”

91 – Doomriders – “Grand Blood”

92 – Aborym – “Dirty”

93 – Rob Zombie – “Venomous Rat Regeneration Vendor”

94 – StoneSour – “House Of Gold & Bones Vol.2”

95 – Dessa – “Parts Of Speech”

96 – M.I.A. – “Matangi”

97 – Melt Banana – “Fetch”

98 – Boards Of Canada – “Tomorrow’s Harvest”

99 – Fuck Buttons – “Slow Focus”

100 – Darktrhone – “The Underground Resistance”