LA DISPUTE – “PANORAMA”

Para muchos, siempre habrá un antes y un después de La Dispute. Mientras que los fanáticos más acérrimos de los originarios de Grand Rapids, Michigan siguen alabando su trabajo, hay personajes que después de un par de segundos de escucharlos, deciden que el quinteto es como si Fugazi estuviera grabando audiolibros.

Durante los últimos 10 años La Dispute ha sido una parte fundamental de la llamada The New Wave of Post-HardcoreThe Wave para los amigos – integrada por bandas del calibre de Touché Amore, Thrice, O’Brother, Moving Mountains, etc. Pero desde sus inicios, el quinteto ha sido la banda más exigente y divisoria en el fandom de un subgénero como es en el que están categorizados (post-hardcore). Sus seguidores más radicales describen la música de La Dispute como profética, deslumbrante más allá del arte de hacer música, y a momentos, le dan el trato de literatura en lugar de música.

Es con estos antecedentes con los que La Dispute, después de 5 años, regresa con Panorama. En este álbum quedó atrás la intensidad física, la exaltación vocal y sin ninguna expectativa o gratificación inmediata, el álbum pide a gritos que se le comprometa e intime como si de un libro se tratara… Con atención indivisa y que provoque tomar notas al pie para su posterior discusión y análisis.

Al igual que sus compañeros, La Dispute ha reducido radicalmente sus extremos. Su álbum, Somewhere At The Bottom Of The River Vega & Altair (2008), permanece como uno de los álbumes de hardcore más singulares del siglo. En él, Jordan Dreyer murmuraba y organizaba letras anacrónicas influenciadas por el poema de Edgar Alan Poe “Annabel Lee” o por el trabajo de Kurt Vonnegut, mientras tanto el resto de la banda – Brad Vander Lugt, Chad Morgan Sterenberg, Adam Vass y Corey Stroffolino – incursionaba en el jazz, el scremo, el rock progresivo y el spoken word. Aquel álbum, sin precedentes y sin una ambición sin control, expresa la culpa de Dryer de cómo él bombardeó a sus fanáticos con su arte, cambiando las intenciones de la banda. Mientras que los escuchas podrían pasar por alto el cuidado y atención del crafting de La Dispute, la banda se esmeró en crear un trabajo expresivo, presencial y que los direccionó a crear Rooms Of The House (2014), un disco aún más silencioso, casi sepulcral y póstumo que resalta por sus momentos emocionales bastante tradicionales dentro del género.

Hábil y sutil, Panorama se arrastra hacia la resonancia en lugar de la catarsis, incluso cuando la banda parece crear sonidos más potentes y complejos, se siente que caminan de puntas sobre hielo muy delgado. “Anxiety Panorama” y “View From Our Bedroom Window” son demasiado complacientes como para dar pie a un circle pit, sin embargo, cuentan con ese drama y carga emocional a la que Jordan nos tiene ya acostumbrados. En “In Northern Michigan” las guitarras están muteadas por la mayor parte del ambiente gélido de la canción hasta que se filtran en la melodía del tema, como el sonido de un alfiler que cae, rompiendo el silencio en una habitación vacía. El coro de “Footsteps At The Pond” encuentra la voz de Dreyer siendo una sordina en las guitarras, iluminando la melodía con letras oscuras que se entierran en la mezcla y ecualización del tema, dándole otro tono a la canción, sobretodo por que ello es una decisión curiosa para una banda que confía tanto en las palabras de su frontman.

Panorama encuentra a Dreyer reflexionando sobre los 31 años de existencia que tiene en el mundo relativamente sin tragedia alguna que lo afecte. Mientras transcurre el álbum se va preguntando cómo brindar apoyo a alguien que ha experimentado cosas realmente atroces …Could I even be half of what you need? suplica en “Fulton Street I”. Con poca dirección, Dreyer avanza con buenas intenciones y un miedo paralizante de empeorar las cosas en “Rhodonite & Grief”, que con sus acordes y melancólicos vientos metálicos, podría ser una secuela a “Woman (In Mirror)” canción incluida en Rooms Of The House. Panorama, hasta el momento, da la impresión de ser un disco que habla de la muerte, el dolor; pero sobretodo, de la incapacidad de comunicarse.

En “You Ascendant” Dreyer recorre a través de formas celestiales y monótonas la muerte de una relación y la abrumadora verdad de que una de las dos partes – si así lo deciden – tendrá que irse primero.

En conclusión, Panorama y sus esbozos de poesía brutal y teatralidad visceral, son el claro ejemplo de una historia de amor, historia que todos hemos vivido o vivimos y que solo es necesario leerla entre las líneas que componen el panorama que La Dispute pinta en este disco.

Advertisements