CRADLE OF FILTH – “CRYPTORIANA • THE SEDUCTIVENESS OF DECAY”

Cuando Cradle Of Filth lanzó Hammer Of The Witches (2015) hubo quienes rechazaron los elogios que recibió sin siquiera escuchar el álbum. Asumieron que cualquier comentario “positivo” era el resultado de 15 años de bajas expectativas. Pero resultó que los elogios estaban totalmente justificados. No sólo Hammer Of The Witches marcó el regreso de la vieja fórmula de Cradle Of Filth de hacer música, también, los acercó a un punto creativo que se asemeja a su trabajo en Midian (2000).

Si somos sinceros, las bajas expectativas que Cradle Of Filth despierta en la escena del metal y la nostalgia de una banda que lleva 26 años haciendo música, han desempeñado un papel importante en la creación de su más reciente producción: Cryptoriana • The Seductiveness of Decay, álbum que definitivamente hace que la banda regrese a un sonido clásico que a muchos “puristas” les parecerá más de lo mismo.

Cradle Of Filth es una de esas bandas especialistas en crear un concepto detrás de cada uno de sus álbumes. Desde hablar de Elizabeth Bathory hasta tomar de base el poema Paradise Lost de John Milton, Cradle Of Filth utiliza universos oscuros para inspirar sus historias y melodías. En esta ocasión el título que bautiza al álbum (Cryptoriana • The Seductiveness of Decay) habla de la forma lírica y artística del horror gótico de la época victoriana y cómo los victorianos se encaprichaban con lo sobrenatural y el hedonismo; mientras que el subtítulo, cimenta aún más la atracción por la muerte y el proceso prolongado de la auto-aniquilación.

De esta forma Cradle Of Filth, una vez más, demuestra que no tiene miedo de ser creativo y salir de la forma “común y corriente” de acercarse a la música extrema. Los británicos han sido autores de que durante los 90s popularizaran el black metal a través de sus elementos visuales y sinfónicos sin alejarse de las influencias clásicas del metal noruego, sin embargo, en estos días su estilo tiene más elementos góticos que los hacen ser una banda que polariza opiniones.

Y Cryptoriana • The Seductiveness of Decay no es la excepción. Este álbum lleva la mezcla clásica y moderna de su predecesor a un nuevo nivel. Es una verdad universal que Cradle Of Filth abre sus discos con una introducción con teclados sinfónicos y atmosféricos que envuelven al escucha en un momento específico, esta vez, “Exquisite Torments Await” comienza en silencio para después, en el primer minuto, acelerar a un galope lleno de riffs espesos, teclados y voces corales que se acompañan con los gruñidos de Dani Filth. Después de apenas dos minutos abre “Heartbreak And Seance”, tema en el que se destacan más las vocales y el coro pero sin dejar de lado de ser la pista más rápida del álbum.

“Achingly Beautiful” mezcla elementos sinfónicos grandiosos con secciones pesadas. Como comúnmente sucede en los discos de Cradle Of Filth, las canciones de Cryptoriana… son largas y épicas, mientras que el flujo de cada una de las canciones son cambiantes y evitan cualquier indicio de volverse monótonas ofreciendo una gran cantidad de riffs que sin esfuerzo viajan entre el thrash metal y el black metal. Las armonías de guitarra, a momentos, parecen inspiradas en Iron Maiden mientras que las percusiones, las melodías de los teclados y los solos de guitarra hacen un sonido multifacético que le brindan un upgrade a la idiosincrasia musical de los ingleses, haciéndolos sonar frescos y novedosos.

Cryptoriana • The Seductiveness of Decay contiene algunos de los mejores ensambles musicales en la carrera de la banda. Tampoco es exagerado decir que el álbum es el más consistentemente agresivo de su carrera. Este también cuenta con algunas de las canciones más complicadas de la banda al dibujar cambios dinámicos y tangentes rítmicas que la banda nunca antes había experimentado. Con este tipo de arreglos, Cradle Of Filth siempre ofrece una gran paleta de colores por escuchar. Desde esos teclados llenos de visualizaciones cinematográficas hasta las voces femeninas (incluyendo la de la exvocalista de Leaves Eyes, Liv Kristine en “Vengeful Spirit”) hacen de Cryptoriana • The Seductiveness of Decay un álbum equilibrado entre atmósferas eficaces y excelentes melodías.

Nadie esperaba que Cradle Of Filth sobrepasara las expectativas que trazó con Hammer Of The Witches, pero lo hicieron. A pesar de eso, todavía quedan muchas preguntas a cerca de la habilidad de la banda para seguir siendo vigente y sobrepasando sus propias expectativas. Cryptoriana • The Seductiveness of Decay es fácilmente el álbum más visceral, matizado y consistente de los ingleses en sus veintitantos años de carrera. Los riffs transgreden la excelencia, las melodías están maravillosamente bien desarrolladas y las voces de Dani Filth suenan mejor que nunca. Cryptoriana • The Seductiveness of Decay hace todo lo que su predecesor hizo bien, pero mejor, con más estilo y mayor convicción.

OATHBREAKER

weektune_oathbreaker

Es raro encontrar bandas dentro de la escena del “metal” que estén lideradas por una mujer; y es aún más raro encontrar una banda de ese estilo que tenga más pelotas que cualquier acto heavy que presume de ser la banda más ruda de la orbe… Desde Bélgica, con ustedes, Oathbreaker.

Este cuarteto oriundo de Gent, Bélgica es una de las propuestas más estridentes de la actualidad. La agrupación no trata de esconder nada detrás de la sonrisa dulce de su vocalista, por el contrario, ella junto al resto de la banda insisten en llevar su sonido y acto al extremo. Viajando desde los riffs más oscuros; hasta gritos que podrían asemejar la muerte de una bruja en la hoguera, Oathbreaker logra una amalgama perfecta entre el hardcore, punk, black metal y thrash obteniendo un crossover que va más allá de lo común de la música “pesada”, desdoblando ritmos y notas que contagian a cualquiera de la energía que esta banda transmite.

Con dos producciones en su haber ( Mælstrøm, 2011 y Eros/Anteros, 2013) Oathbreaker se ha posicionado como una de esas bandas que rompe esquemas tanto de género como al mezclar un sinnúmero de estilos musicales que en un principio se percibían como contrarios. Mientras que Mælstrøm, siendo la tarjeta de presentación de la banda, es oscuro y crudo y se posiciona como una placa única en cuanto a su sonido; Eros/Anteros; su segunda producción, es un álbum más ambicioso al explorar más y mejores formas de acercarse a los procesos de composición de su música.

Cada canción de Oathbreaker es diferente. Cada una de ellas trae nuevas ideas a la mesa entregando calidad, tecnicismos musicales y actitud. El bajo de Gills es potente mientras que la batería de Ivo es una pieza de escuela que sobresale por su virtuosismo. Al mismo tiempo, la guitarra de Lennart, demuestra que puede mezclar diferentes estilos musicales en una sola canción. Esto sólo perfecciona el rango vocal de Caro; llenándolo de fuerza y en otros momentos, de una pasividad que, por extraño que parezca, da una tranquilidad única.

Lo que Oathbreaker tiene que decir y proponer no deja de sorprender de manera auténtica y loable. En cada uno de sus álbumes se arriesgan al mezclar todos los géneros que los han influenciado para crear algo que estremece al escucha. Caos y progreso, eso es Oathbreaker.

GWAR

weektune_gwar

¿Qué sería de bandas cómo Slipknot, Ghost B.C. o Marilyn Manson sin un linaje? Linaje que se viene formando desde los 60s con New York Dolls y David Bowie; para más adelante, enriquecerse con esos actos llamados Alice Cooper, Kiss y hasta The Addicts. Todas estas bandas entran en esa categoría llamada shock rock. Actos que se destacan por incomodar, por ser contestatarios, por decir la verdad y sobretodo por una sola cosa que los une: Se esconden detrás de un velo que representa sus miedos más personales, sus emociones más viscerales, y sobretodo, la exacta representación de su psique. Pero ¿Qué sería del shock rock sin Gwar?

Gwar nace en Richmond, Virginia en 1984 con la conjunción de dos proyectos: Death Piggy, banda de punk en la cuál Dave Brockie era el vocalista; y The Slave Pit, espacio dirigido al cine serie B en el que Hunter Jackson y Chuck Vargas fungían cómo las mentes creativas. Dave Brockie, al crear los props para los shows de Death Piggy, se interesó en ayudar con los trajes de las creaturas de la producción de Jackson y Vargas llamada Scumdogs Of The Universe. Dave Brockie sugirió que los props que el creó para la película se utilizaran cómo una banda ficticia que fuese la abridora de Death Piggy. A este grupo ficticio lo llamaron Gwaaarrgghhlllgh. Después de varias presentaciones en las cuales la banda abridora obtuvo mayor notoriedad; Dave, Hunter y Chuck, decidieron acortar el nombre y unificar esfuerzos para transformarse en Gwar… Aunque en realidad, la versión oficial del origen de Gwar, los describe cómo una raza extraterrestre confinada en la Tierra que tiene como único objetivo la destrucción de la raza humana… Además de que son la única banda abiertamente de otro mundo que toca metal. Tomando esto en cuenta no es raro que toda la alineación use seudónimos para representar el humor negro y la sátira que Gwar, desde sus inicios, quiso manifestar.

Todo esto le dio a Gwar una identidad única. Imaginen a un grupo de personas llenos de prostéticos tocando sobre un escenario atiborrado de utilería que lo harían lucir como un rito pagano. Cuerpos mutilados, fluidos de origen desconocido y un gusano gigante que se tragaba a más de un asistente eran solo algunas de las situaciones que podían encontrarse en un concierto de Gwar.

La banda es un conglomerado de arte, marketing, sátira, escatología y temas tabú. Proclives a criticar la política de los EE.UU. e incluir el sexo cómo asunto de todos los días en sus presentaciones, Gwar es un acto que no solo se caracteriza por su comedia negra, si no por su temática social que representa la doble moral de la sociedad nortemaericana. Tan odiados cómo amados, Gwar es una banda que por más de 30 años ha hecho las cosas a su manera, haciendo de cada disco un concepto y de cada presentación algo único. Esta esencia le ha permitido a esta agrupación sobrevivir los múltiples cambios de alineación que ha sufrido a través de los años.

Gwar esta conformada por Oderus Urungus en la voz (Dave Brockie), Balsac The Jaws en la guitarra (Steve Douglas), Flattus Maximus también en la guitarra (Peter Lee), Beefcake The Mighty en el bajo (Michael Bishop) y Jizmak The Gusher en la batería (Brad Roberts)… A ellos, como soporte escénico, se les une Techno-Destructo en los coros (Hunter Jackson), Slymenstra Hymen (Danyelle Stampe), The Sexecutioner (Charles Vargas) y Sleazy P. Martini (Don Drakulich). Todos estos personajes representan un compendio actoral de todo lo que una sociedad abiertamente repudia pero secretamente ama. Cada uno de estos personajes ha forjado una personalidad que tiene un motivo único en la música de la banda así cómo lo que teátricamente buscan representar.

Gwar en su haber tiene 13 LPs, de los cuáles, Scumdogs Of The Universe es el más representativo. Poderoso y con una carga musical muy peculiar. Metal de mediados de los 80s cargado de un comedy rock que roza el opera rock para adentrarse en lo más crudo del punk. Otra de las obras más clásicas de esta agrupación es This Toilet Earth, álbum en el que la banda demostró un carácter musical más trabajado indicando que no sólo son un acto histriónico. En este disco, la banda no solamente se acercó a sonidos más industriales y experimentales, si no que también fue el primero de sus álbumes conceptuales. También, este LP, fue el primer álbum de la banda que sufrió censura.

Tal vez Gwar sea más recordado por su estética visual que por su música, sin embargo, no hay que olvidar que es una banda que se ha nutrido de glam, de heavy metal, de punk y que eso le ha dado un sonido único y representativo. Si bien la música de Gwar ha sido tachada de ridícula, absurda, obscena e irreverente, también habría que resaltar que si algo le sobra a esta banda y a su música, son agallas y honestidad.

Tristemente para Gwar hace algunos días, Dave Brockie mejor conocido cómo Oderus Urungus, partió de este mundo para unirse a ese club de leyendas del rock que han dejado huella. El era la mente principal detrás de la visión de Gwar y su manera de llevar a este acto siempre será recordada. Algunos pensarán que murió… Otros pensaremos que solo regresó a su lugar de origen a reinar alguna lejana galaxia.